Acerca del supervisor de aplicaciones

El supervisor de aplicaciones permite a los administradores del servicio, en tiempo de diseño, identificar y resolver errores de diseño antes de que una aplicación pase a la fase de producción (y de forma continua, ya que la aplicación evoluciona con nuevos miembros y datos que se agregan a la misma) y la utilicen los usuarios finales. Los administradores del servicio pueden utilizar el supervisor de aplicaciones para evaluar lo siguiente:

  • Una aplicación completa

  • Tipos de artefactos, como formularios y unidades de aprobación

  • Artefactos seleccionados individualmente

El supervisor de aplicaciones identifica los cambios que los administradores del servicio pueden realizar en tiempo de diseño para resolver los artefactos con defectos de diseño y proporciona acceso fácil a los editores necesarios para modificarlos. En tiempo de ejecución, los procesos internos realizan comprobaciones que pueden denegar las solicitudes del sistema si se deben modificar los artefactos. El supervisor de aplicaciones evalúa la aplicación y los artefactos en función del usuario que selecciona el administrador del servicio. Esto le permite determinar los problemas potenciales que se pueden producir en tiempo de ejecución con las variables y el acceso de seguridad del usuario individual como parte del análisis.